Recetas de cocina organizadas

Pastas y arroces

En este apartado tenemos la selección de las mejores recetas de pastas y arroces, típicas, caseras y fáciles de hacer…paso a paso, que te ayudarán a hacer un menú delicioso y variado en poco tiempo.

La pasta es irresistible en cualquier época del año: se puede comer caliente, con fantásticas salsas, en sopa o fría, preparando refrescantes ensaladas. No hay ingrediente que se resista a este alimento, sencillo y económico, que procede de la harina de trigo. La pasta se cocina fácil y rápidamente. Emblema de la dieta mediterránea y estandarte de los placeres gastronómicos procedentes de Italia. Su mayor aporte alimenticio son los hidratos de carbono, un nutriente básico en la dieta diaria por su aporte energético de absorción lenta.
Apenas tiene grasas. Y tiene  todo un amplio abanico de variedades, por no hablar de sus formas. Es tan diversa la oferta que encontramos en el mercado, que es muy fácil sorprender con pasta cada día. Que engorde o no depende de cómo se cocine y de qué se acompañe.

Lo mismo pasa con el arroz, que existen muchos tipos, una variedad suficiente como para darle un aspecto, sabor y textura diferente a cada plato. Sin duda, el más utilizado es el blanco, que tiene tres tamaños: el grano largo, el grano medio y el grano corto. En España, el arroz es un alimento fundamental. Es un cereal que destaca, sobre todo, por ser muy versátil en la cocina. Se puede preparar tanto en salado como en dulce. Lo importante es saber que, cada vez que lo degustamos, estamos ingiriendo energía en estado puro sin un ápice de grasa. Es aconsejable que después de cocido  permanezca en reposo unos cinco minutos. Además, se recomienda siempre como alimento fundamental para sustentar a un enfermo, sobre todo cuando existen molestias gastrointestinales: es muy nutritivo y permite hacer la digestión sin dificultades. Que engorde o no depende de cómo se cocine y de qué se acompañe, como la pasta.