Recetas de cocina organizadas

Arroz con Leche

Dificultad
Facil

El arroz con leche es un postre muy popular y fácil de elaborar. La leche aporta al postre proteínas y diferentes minerales como el calcio, mientras que el arroz es buena fuente de hidratos de carbono complejos. Su temporada es durante todo el año y es bueno y nutritivo durante todas las etapas de la vida (adolescencia, embarazo, lactancia, vejez y deportistas), siempre que se tenga un consumo moderado. Este es un postre muy popular en Asturias, donde tiene fama de hacerse especialmente bien. En realidad constituye un postre tradicional y nacional de toda España.


Ingredientes

  • 1 Litro y cuarto leche (semidesnatada, entera, etc...)
  • 1 vaso (1/4 Kilo aproximadamente). arroz
  • 1 vaso de agua (la misma proporción que de arroz). agua
  • 8 cucharadas soperas azúcar.
  • 1/2 palo canela en rama.
  • Canela molida.
  • 2 clavos
  • solo la parte amarilla piel de medio limón

Pasos

Preparamos una olla normal con el agua, la piel del limón, los clavos y la rama de canela y cuando empiece a hervir se incorpora el arroz. Dejar que se consuma el agua, a fuego lento sin parar de remover (mejor con una cuchara de madera), para que se haga algo el arroz. Hervirlo primero en agua es para que el arroz luego no absorba mucha leche y además para que los granos se hinchen menos.

Una vez consumida el agua echar la leche y cuando empiece a hervir dejar que se haga el arroz hasta que esté tierno, manteniendo un leve hervor, sin dejar de remover. El arroz debe quedar meloso pero con el grano entero. Si quieren, antes de incorporar el arroz, pueden enjuagarlo bajo el grifo del agua fría para que suelte almidón y no quede muy espesa la leche.

Cuando el arroz esté bien cocido retirar la piel del limón para que no amargue la leche y la canela en rama (si queréis). Echar el azúcar, mezclar y retirar del fuego. El azúcar se echa siempre al final para que este postre no tome un color amarillento y para que la cocción sea menos lenta. Si os ha quedado demasiado espeso, añadir un poco de leche caliente.

Colocar el arroz en una fuente, dejar enfriar y espolvorear con canela molida. Guardar en la nevera y servir frío o sacarlo antes para tomar a temperatura ambiente, así se aprecia más su extraordinario sabor. También se puede consumir  templado.


Galería de la receta