Recetas de cocina organizadas

Ajoblanco o Ajo blanco

La almendra es un alimento imprescindible en una dieta sana y equilibrada que constituye un componente importante en la dieta mediterránea. Rica en calcio, proteínas y vitamina E, además, resulta un ingrediente muy versátil tanto en recetas dulces como saladas. Posee una cantidad notable de fibra soluble, ideal para estimular los movimientos intestinales y para conferir sensación de saciedad. Es también rica en proteínas con una cantidad similar a la de la carne. Se compone también de grasas, en su mayor parte en forma de ácido oleico. Además, este fruto seco es una de las pocas fuentes de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial para los niños. El consumo prudente de almendras reduce el riesgo a padecer problemas cardiovasculares debido a que reduce la oxidación del LDL (colesterol malo), reduce el LDL y triglicéridos.


Ingredientes

  • 1 puñado almendras crudas y peladas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 litro y 1/4 agua fría.
  • 1 rebanada de pan del día anterior.
  • 1 vasito de aceite de oliva
  • Al gusto chorreón de vinagre.
  • al gusto Sal.
  • (opcional para acompañar). Uvas moscatel o melón

Pasos

El ajo blanco es una deliciosa variante de los gazpachos andaluces. Se trata de un plato procedente de la cocina Andalusí en la que como en tantos otros platos heredados de los árabes, la almendra es la protagonista. Preparamos en esta receta la versión malagueña

En una jarra se echan las almendras, el ajo, el pan, el vinagre, algo de aceite, la sal y un poquito de agua. Se deja reposar unos 15 minutos.

Pasado este tiempo se bate con una batidora muy bien batido hasta conseguir una pasta homogénea parecida a la de la mayonesa, luego se le va incorporando el aceite de oliva poco a poco. Por último se agrega el agua fría para aclarar la pasta. Cuando se logre la textura deseada, rectificar de sal. Si se desea se puede pasar por un chino, pero aconsejo que se tome así ya que mantiene su  sabor, mejor, de esta manera.

Conservar en la nevera hasta su consumición, cuanto más frío mejor.

Se puede acompañar con uvas moscatel o con daditos pequeños de melón


Galería de la receta