Recetas de cocina organizadas

Berenjenas con miel de caña

Raciones
5

Esta planta procedente de la India contiene un 90% de agua, pocas grasas, fibra (si se toma con piel) y pocas calorías, por lo que se aconseja en las dietas de adelgazamiento. Su introducción en Europa se produjo desde España a través de los comerciantes árabes. Es uno de los alimentos más adecuados para mejorar la circulación y su consumo reduce el colesterol, previene la arteriosclerosis, tras una comida grasa, ayuda a eliminar esa grasa y parece que inhibe el crecimiento de las células cancerígenas en el estómago. Tiene vitaminas como la E y minerales. Para poder aprovechar todo su aporte de vitaminas, se debe cocinar enseguida. Se toma frita, rebozada, asada y guisada, hervida, no, porque  no está nada buena, pero su mejor forma es guisada al horno. Se puede tomar con piel o sin piel.


Ingredientes

  • 3 berenjenas medianas jaspeadas (de piel bicolor / blanca jaspeada de morado).
  • al gusto Miel de caña.
  • Harina de freír.
  • Aceite de oliva.
  • Sal

Pasos

Pelamos y enjuagamos las berenjenas. Las cortamos en dados como en la foto. Salamos.

Las rebozamos en harina de freír y sacudimos bien

Las vamos echando en la freidora previamente calentada al máximo y dejamos freír hasta que estén doraditas.

Cuando estén fritas las escurrimos en papel de cocina. Luego las pasamos a una fuente.

Una vez fritas todas se apartan en platos y que cada cual las riegue con miel de caña al gusto. Se comen muy calientes. De esta manera no absorben aceite, pruébenlas! Sobre todo si pasan por Málaga no dejen de pedirlas y probarlas en los restaurantes.